Greenpeace documenta una mancha de petroleo de casi 5 kilómetros en las costas canarias

Desde primera hora de la mañana, un equipo de Greenpeace ha acompañado al helicóptero del Gobierno de Canarias para documentar la situación del vertido provocado por el hundimiento del pesquero ilegal Oleg Naydenov. La organización, ha volado al punto del hundimiento, donde ha podido constatar la presencia de una mancha densa de entre 4 y 5 kilómetros de longitud y que se sigue extendiendo hacia al sur.

“Greenpeace ha constatado hoy que en la zona del hundimiento existe una importante mancha que indica que el pesquero sigue soltando fuel. Es crucial poner más medios para limpiar esta mancha y proceder a la extracción inmediata del fuel que quede en los tanques.“ ha afirmado Luís Ferreirim, portavoz de Greenpeace desde el aeródromo de El Berriel. ”Si no se para el vertido y se extrae todo el fuel, es solo una cuestión de tiempo que las corrientes submarinas profundas puedan arrojar de nuevo el vertido a la costa y que el daño sea aún mayor”, ha concluido Ferreirim.

Aunque de momento no se ha vuelto a reportar una llegada importante de más fuel a las costas de Gran Canaria, este sigue saliendo de los tanques del barco hundido a 2.700 metros. Continúa, por lo tanto, aumentando la gran mancha de contaminación por el océano. La mancha se extiende desde las 15 millas, frente a las costas de Maspalomas, encontrándose ya la primera mancha a cerca de 200 millas de la costa, según ha informado hoy el Ministerio de Fomento. El fuel que sigue emanando del pesquero Oleg Naydenov podría volver a ser transportado por las corrientes profundas hacia las costas, como documentó Greenpeace el pasado 23 de abril, provocando daños importantes en el ecosistema costero.

Por eso, es crucial taponar lo antes posibles las fugas, extraer el fuel restante de los tanques y poner más medios para el control y limpieza también en este frente del vertido más alejado de la costa. En este vuelo de reconocimiento Greenpeace ha podido constatar también que frente a la costa en este momento siguen existiendo pequeños regueros de fuel muy dispersos. Ayer mismo, un equipo de la organización pudo corroborar en un reconocimiento marítimo por la costa que entre el Puerto de Mogán y el Cabo Descojonado los acantilados estaban mucho mejor de lo que se podría esperar y pero que es importante actuar con urgencia para parar el vertido y preservar una zona de tan alto valor.

Greenpeace pide también que el Ministerio de Fomento y el Gobierno de Canarias integren proactivamente en las tareas de coordinación y vigilancia del vertido a los colectivos y entidades sociales de la isla, puesto que son lo que mejor conocen el terreno y sufren de primera mano los impactos de los vertidos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.