Las ‘nuevas’ ordenanzas de Magaluf tendrán un periodo transitorio

Las renovadas ordenanzas municipales que a partir del 22 de mayo estarán operativas en Magaluf disfrutarán de un periodo transitorio, que se prolongará buena parte del verano, y durante el cual los turistas no serán sancionados por sus conductas. Así lo ha anunciado este lunes el alcalde de Calvià, Manu Onieva, en la presentación de esas normas que, entre otras cuestiones, pretenden dificultar las excursiones etílicas, o prohibir el consumo de alcohol en la vía pública entre las 10 de la noche y las 8 de la mañana.

La Ordenanza de Policía y Buen Gobierno, que el alcalde ha definido como la ‘antesala’ de una futura ordenanza cívica, castiga también las conductas peligrosas como el balconing, que cada año causa al menos una decena de muertes no sólo en Magaluf sino en otros enclaves en los que predomina el turismo joven británico.

Onieva ha remarcado que las nuevas ordenanzas nacen fruto del consenso entre los múltiples agentes implicados, como son hoteleros, comerciantes, fuerzas de seguridad, taxistas, y también la oposición socialista, que ha tomado parte activa en la Mesa de Seguimiento donde se han ido aprobando estas medidas que están a punto de hacerse realidad.

De momento, según ha señalado Manu Onieva, sólo se ha presentado una alegación a cada una de las tres ordenanzas, aunque el periodo para hacer tales observaciones y propuestas finaliza el día 07 de este mes.

Pese a toda la polvareda que despertaron las imágenes captadas en Punta Ballena el pasado verano, o quizás gracias a ella, los hoteles de la zona de Magaluf registrarán este año récords de ocupación, con un mes de mayo muy por encima del de 2014. Un buen arranque para una temporada en la que Magaluf tratará de demostrar al mundo que en sus calles la diversión puede también existir sin tener que cometer según qué excesos.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.