El GOB reclama el cierre del safari-zoo de Sa Coma tras ser abatido un chimpancé

La huída ayer desde el Safari-Zoo de Sa Coma (Sant Llorenç des Cardassar) de dos ejemplares adultos de chimpancés, considerados agresivos y peligrosos, y la muerte de uno de ellos tras ser abatido cerca de Son Carrió ha lleado al GOB a insistir en el cierre de estas instalaciones.

El grupo ecologista ha denunciado reiteradamente las malas condiciones de esta instalación, pidiendo su cierre. Anteriormente a esta última huída de animales, el GOB ya denunció en 2009 un suceso parecido con varios ejemplares de antílope, que estuvieron durante un tiempo sin control por las fincas vecinas. Igualmente en 2008 se denunció el sacrificio de una elefanta que, según informes de expertos, enfermó debido a las malas condiciones de mantenimiento sanitario y las instalaciones deficientes.

La Ley 31/2003, de conservación de la fauna silvestre en los parques zoológicos, deriva de la Directiva europea 1999/22/CE, relativa al mantenimiento de animales salvajes en parques zoológicos. Esta normativa tiene como objetivo mejorar las condiciones de mantenimiento de los animales en cautividad en estas instalaciones, y obliga los zoológicos a reconvertirse, dejando de ser simples colecciones de animales expuestos comercialmente al público para pasar a tener dos objetivos fundamentales: la protección de la fauna silvestre y la conservación de la biodiversidad. ‘Lamentablemente algunos zoológicos, como es el caso del Safari-Zoo de sa Coma, siguen siendo simplemente un negocio turístico y se encuentran lejos de cumplir con las obligaciones que marca la normativa vigente’, explican desde el GOB.

‘Las deficiencias observadas en materia de mantenimiento de las instalaciones, salud de los animales y seguridad de los visitantes, sumadas a la evidente carencia de justificación conservacionista de las instalaciones’ motivan que una vez más el GOB reclame a la Conselleria de Agricultura el cierre de este zoo.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.