UGT pide la dimisión del alcalde de Calviá

La Federación de Servicios Públicos de UGT (FSP-UGT) ha reclamado este miércoles por escrito la dimisión del alcalde de Calviá, Manuel Onieva, y del inspector jefe de la Policía Local, José Luis Rubiales, por gratificar “arbitrariamente” a nueve mandos policiales del municipio.

La organización sindical denuncia que el ayuntamiento calvianer ha pagado 2.000 euros a tres mandos superiores y 1.000 euros a seis mandos intermedios en la nómina de abril, a raíz de la elaboración de un informe de diagnóstico de la Policía Local en el que se constatan deficiencias organizativas y de funcionamiento del cuerpo.

“El sobresueldo cobrado este mes por estas personas no tiene justificación objetiva y ha causado gran malestar en la plantilla”, ha señalado la FSP-UGT, al tiempo que ha calificado de “inmoral” que se gaste dinero en premiar a mandos policiales en vez de dedicarlo a resolver las deficiencias detectadas.

Asimismo, FSP-UGT ha asegurado tener indicios de que el mando que ha elaborado el diagnóstico de la Policía Local de Calviá ha renunciado voluntariamente a la gratificación.

Para intentar que el dinero pagado arbitrariamente sea recuperado por los residentes de Calviá, FSP-UGT interpondrá una demanda contenciosa administrativa en la que exigirá la anulación de los decretos de alcaldía que han originado el “sobresueldo” de algunos mandos policiales del municipio.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.