Las familias del PP buscan un candidato de consenso

Las diversas familias, no siempre bien avenidas, que forman hoy el PP balear, andan buscando líder interino. La búsqueda por encontrar un presidente de transición hasta que se celebre en unos meses el Congreso Regional de la formación conservadora no resultará fácil, aunque de momento parece que se han podido establecer unas bases sobre las que trabajar.

Ese presidente que conduzca al Partido Popular hacia la etapa post Bauzá debe ser, señalan fuentes ‘populares’, una persona con un perfil medio, que haya liderado un municipio mediano de Mallorca, y que, por supuesto, no tenga apenas pasado en el partido. Que no pueda estar identificado con ninguna de esas familias, como sí sucede en el caso de Miquel Vidal, chico-para-todo del defenestrado líder autonómico.

Esa persona contará con el beneplácito de las cuatro Islas, aunque, como siempre sucede en el PP casi desde tiempo inmemorial, la última palabra la tendrá Palma. O para ser más exactos, el que maneja Palma, que es el de siempre.

José Ramón Bauzá dimitirá en las próximas horas como diputado para ser destinado a su retiro dorado del Senado, donde percibirá más de 60.000 euros anuales por tomar parte en una cámara completamente inútil rebosante de dinosaurios y colocados, tal como recuerda este miércoles la portada del diario ‘El Mundo‘. Su abandono de la presidencia del partido se producirá también de manera inminente, y para entonces el PP debe haber ya encontrado a esa persona que sea capaz de hacer bajar las armas a los diversos bandos que existen hoy en la formación conservadoar, y que se han concedido una tregua que en cualquier momento puede volver a saltar por los aires.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.