Prohibido fallar

El Real Mallorca afronta este domingo ante el Numancia un encuentro (17:00 horas, Iberostar Estadio) que si bien no resulta todavía clave para su clasificación, sí lo puede ser para la credibilidad de un proyecto que ya tiene demasiados paralelismos con los de las dos últimas temporadas.

El equipo soriano, que también ha sido eliminado de la Copa del Rey, recuperará su once de gala con las novedades, al menos, del guardameta Munir, tras perderse el último partido por la concentración de la selección marroquí, y la entrada en la línea medular de Pedraza, Mar Mateu o Iñigo Pérez para sustituir al lesionado Antonio Tomás.

Mientras, el Mallorca volverá a su alineación liguera tras el experimento de Copa del pasado jueves que acabó con derrota ante el Huesca (0-2) y con bronca de la grada hacia un equipo que acumula ya tres derrotas en los cuatro partidos oficiales jugados hasta el momento.

El Numancia, que nunca ha ganado en Mallorca -aunque el año pasado tocó la victoria con los dedos-, aspira a seguir alimentando su buena racha de resultados (dos victorias y un empate) y juego con el que ha comenzado la competición, y tendrá delante un rival que parece ahora propicio, para desgracia de la sufrida afición bermellona.

El equipo de Yagoba Arrasate, que no contará con el delantero Óscar Díaz, quiere igualar al menos la versión que ofreció en su desplazamiento a Girona y que le permitió remontar y terminar ganando el partido en el tiempo de descuento.

El Numancia sabe que el Mallorca será un buen test para comprobar su sistema defensivo, pero también que le ofrecerá más espacios para aprovechar la velocidad de sus delanteros y los centros y jugadas a balón parado del exjugador del Mallorca, Julio Álvarez.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.