Esquerra Oberta quiere exhumar las víctimas de la Guerra Civil que descansan en la fosa común de Calvià

Esquerra Oberta de Calvià ha presentado varias mociones por el próximo pleno de día 24, referidas a la dictadura franquista y sus consecuencias. Por un lado, se insta a hacer un protocolo para las exhumaciones de víctimas de la Guerra Civil en el cementerio de Calvià y, por otro, solicita la condena del franquismo y la difusión de simbología e imágenes fascistas, especialmente cuando son cargos públicos quién apoya.

El 22 de agosto de 1936, al atardecer, después de haber comparecido ante la Benemérita, un grupo de partidarios del general Franco recogió a Gabriel Pujol, Pere Joan Alcover, Ferrà y Barceló, y les dijeron que los traían a la prisión. Su destino era la prisión de Can Mir, en Palma de Mallorca, pero no llegaron nunca allá. Durante el trayecto, el camión se paró y Pujol y Alcover huyeron, pero acabaron cediendo a la presión y se entregaron a la Guardia Civil. El destino fue diferente para los otros dos detenidos. Tanto Ferrà como Barceló fueron asesinados y enterrados en el cementerio de Calvià. Ahora, 80 años después, gracias al testimonio de Maria Bordoi, familiar de una de las víctimas, así como a estudios documentados realizados, se sabe de la existencia de dos fosas y, en consecuencia, se insta a que se lleven a cabo “los estudios y procedimientos pertinentes para que se realicen las calas de prospección en el cementerio de Calvià (…) orientadas a determinar si los cuerpos de las personas que estuvieron enterradas todavía están allá y, en caso de que se confirme que hay cuerpos, iniciar las tareas de exhumación e identificación de las personas que están enterradas, así como su comunicación a los juzgados pertinentes y la entrega de los restos a los familiares para que los puedan enterrar.”

Así mismo, Esquerra Oberta de Calvià ha presentado otra moción para condenar el franquismo y la publicación de cualquier tipo de simbología fascista. A principios de agosto, el exteniente de alcalde y militante del Partido Popular, Miquel Bonet, publicó en las redes sociales una imagen de la bandera fascista, recibiendo el apoyo de la consejera del Consell de Mallorca y exregidora Esperanza Català y otros 2 cargos del *Partido Popular, hecho que los miembros de Esquerra Oberta de Calvià consideran una falta de respeto hacia las víctimas.

El portavoz del grupo municipal de izquierdas ha invitado a añadirse a la moción al resto de grupos municipales, “para llegar al máximo acuerdo posible”, especialmente a los que forman parte del equipo de Gobierno, PSOE y Sí se Puede Calvià.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.