La operación bikini empieza en septiembre

Durante el mes de septiembre se produce un símil a lo que ocurre a comienzos del año pero, en vez de regalos mágicos, tras finalizar el verano y volver al cole, a los mallorquines nos gusta dedicar nuestro tiempo al cuerpo: dietas, cuidarse y gimnasio.

Preguntamos a los grupos Cursach e Illes Centres de Wellness y nos informan de que septiembre es un mes que les reporta un 20% más de altas sobre los otros, aproximadamente. Comparándolo con enero, el mes de los grandes propósitos por excelencia, ambos meses son las fechas de temporada alta. Aunque para el grupo Illes, la mejoría en el número de clientes en septiembre es notable con respecto al del año pasado.

Acudir al gimnasio para cuidarse, o bien para complementar otro deporte, se está convirtiendo en todo un hábito. “Lo que es cierto es que los clientes cada vez son más constantes”, explica Naty Company, directora general de Illes Centres. Según José Iglesias, encargado de la comunicación del grupo Cursach el porcentaje de nuevos clientes “que se dan de baja es mínimo, aunque siempre hay que no son capaces de mantener una disciplina deportiva por muy saludable que sea, por voluntad o por imposibilidad real”. También revela que tanto hombres como mujeres asisten en igual medida. No pasa lo mismo en los gimnasios de Illes, donde la presencia de mujeres supera a los hombres en un 53%.

La vuelta al colegio plantea la necesidad de organizarse. “El trabajo, los niños y las actividades extraescolares dejan poco tiempo para el cuidado de uno mismo”, explica Naty Company y, aunque las familias con niños tienen un gasto extra en el mes de septiembre “actualmente, apuntarse a un gimnasio no supone un gasto excesivo, aunque sí es verdad que algunos esperan a octubre para apuntarse”.

Al menos a los mallorquines, ya sea septiembre, octubre o enero, nos gusta eso del culto al cuerpo. Lejos queda aquella tentadora costumbre de pagar y sentirse realizado sin siquiera llegar a pisar los suelos de goma.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.