Los detenidos en Bunyola, culpables de desobediencia grave

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Palma absuelve a uno de ellos de una falta de lesiones después de que el Ministerio Fiscal modificara su escrito de acusación

La titular del Juzgado de lo Penal número 1 de Palma ha dictado una sentencia condenatoria para los cuatro acusados de desobediencia grave a la autoridad durante una visita institucional del entonces presidente del Govern, José Ramón Bauzá, en Bunyola (Mallorca), en mayo de 2012. La juez considera a los cuatro acusados autores de un delito de desobediencia grave y les impone una multa de nueve meses a pagar seis euros diarios.

Por otra parte, absuelve a uno de ellos de una falta de lesiones de la que venía siendo acusado, después de que el Ministerio Fiscal modificara sus conclusiones provisionales durante el juicio y retirara en ese sentido su acusación.

Según la sentencia, la Juez considera probado que los acusados llevaron la iniciativa de la protesta contra la visita del ex presidente del Govern. En el

relato de hechos probados la Juez constata que participaron de forma notoria y activa desde que el convoy de la Guardia Civil que acompañaba al entonces presidente fue retenido en la Plaza de la Iglesia de Bunyola hasta llegar a la estación de tren, donde se produjo una sentada cortando la vía pública.

Esta resolución no es firme, se puede recurrir presentando un recurso de apelación ante la Audiencia Provincial.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.