Colistas

El Real Mallorca ya es colista de la Liga Adelante. El empate de la Llagostera (2-2) en el campo del Girona hace que los de Palamós igualen a puntos con el conjunto bermellón, pero la mayor diferencia de goles que tienen en contra los isleños les sitúa en el farolillo rojo. El peor equipo de Segunda división. El peor clasificado. El último de 22.

El desastroso partido jugado contra el Huesca, un recién ascendido que no había sido capaz de ganar ni un partido en toda la temporada, puede haber servido para tocar fondo, aunque no desde luego para buscar soluciones en el banquillo. Al menos de momento. Albert Ferrer, a quien se le percibe visiblemente superado por los acontecimientos, todavía habla de ascenso y de trabajo para enderezar el rumbo, pero contra el Oviedo se jugará el puesto.

Lo hará partiendo desde la última posición de la tabla, con la permanencia todavía tiro de piedra pero con la posibilidad de subir a Primera ya convertida en una quimera para la práctica totalidad de aficionados, que asisten incrédulos a un arranque de Liga en falso. Un arranque que ya ha convertido el Mallorca en el último clasificado de la segunda división española. En el año del Centenario.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.