El Ib-Salut condena las agresiones a los profesionales del ámbito sanitario

El Servicio de Salud de las Islas Baleares (Ib-Salut), tras la agresión sufrida ayer por un celador del Hospita Son Llàtzer por parte de una usuaria, ha condenado cualquier tipo de agresión a los trabajadores del ámbito sanitario.

Mediante un comunicado, la conselleria de Salut ha manifestado la necesidad de “concienciar” a la población de luchar contra la violencia ya que la consideran una “lacra” que merma las condiciones de trabajo de los profesionales del sector. Con el fin de luchar contra ello, en el año 2007 se creó un Plan de Agresiones que ha “implantado de manera progresiva una serie de medidas dirigidas a mejorar la seguridad de los trabajadores como la incorporación de vigilantes de seguridad o cámaras de vigilancia”.

El Ib-Salut, para los casos en los que se producen agresiones, “ofrece atención y asesoramiento, tanto psicológicos como jurídicos, a los profesionales agredidos”. Además, el incidente “se tramita como accidente de trabajo y se anota en el registro de agresiones”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.