Los partidos del Pacto quieren abolir los espectáculos taurinos

Cada vez existe un sentimiento colectivo más amplio y compartido en contra del maltrato animal, que también se ha hecho patente a las Baleares. En Mallorca 23 ayuntamientos se han declarado municipios antitaurinos, el último de ellos ha sido el consistorio de Búger. A su vez, existe el compromiso de otros municipios mallorquines de sumarse a esta declaración que no deja de ser un reflejo del rechazo social hacia los espectáculos de toros.

La campaña antitaurina Mallorca Sense Sang, liderada por las organizaciones AnimaNaturalis y CAS Internacional recogió más de 135.000 firmas, que reclaman el fin de la tauromaquia en Baleares. Organizaciones que defienden la naturaleza como el GOB, organizaciones animalistas como ASSAIB, BALDEA, la Sociedad Protectora de Animales y Plantas, y también entidades ciudadanas como la asociación de Vecindarios de Palma han apoyado esta iniciativa.

La reivindicación se amplía a múltiples actores de la sociedad civil, intelectuales, personalidades del mundo de la cultura y también a empresas. Las corridas y los espectáculos de toros son un residuo del pasado, una actividad que no puede tener espacio en una sociedad avanzada.

Hay que recordar que más de 100 municipios del Estado español también se ha declarado amigos de los animales y antitaurinos y que los espectáculos taurinos están prohibidos en Cataluña y Canarias y en países como Argentina, Canadá, Cuba, Dinamarca, Alemania, Italia Países Bajos, Nueva Zelanda y el Reino Unido.

Por todo esto, los grupos parlamentarios MÉS per Mallorca, MÉS per Menorca, PSIB-PSOE, Podem-Illes presentan una proposición no de ley que tiene por objetivo la modificación de la actual Ley 1/1992 de protección animal para regular una protección integral de los animales tanto domésticos como salvajes. Esta modificación tendría que prever la prohibición de los espectáculos taurinos en todas sus formas, así como cualquier espectáculo que cause sufrimientos a un animal y la supresión de cualquier forma de fomento y protección a través de subvenciones, inversiones, beneficios fiscales y cualquier otra forma de financiación pública a los espectáculos taurinos.

Al mismo tiempo, el Parlamento de las Islas Baleares instará al Gobierno del Estado a abolir todas las ayudas públicas al sector de la tauromaquia, a eliminar la declaración del Bien de interés cultural o Bien de interés turístico a todos los espectáculos donde se maltraten animales, y a aprobar medidas legislativas, administrativas y educativas de protección de la infancia de acuerdo con el Comité de los derechos de los niños de Naciones Unidas, que insta a alejar los menores de edad de la “violencia de la tauromaquia”. También instará al Gobierno del Estado a aprobar una ley de protección de los derechos de los animales para garantizar a todo el Estado unos estándares comunes para impedir el maltrato animal.

COMPARTIR

2 Comentarios

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.