Fernando Areal, ex gerente del PP, confiesa que hubo delito electoral

El exgerente del PP balear Fernando Areal, cuñado del expresidente autonómico Jaume Matas, ha confesado este jueves ante el juez, que cometió un delito electoral al pagar con dinero negro gastos de la campaña autonómica de 2007 y ha sido condenado por ello a 1 año y medio de prisión y 15.000 euros de multa.

Areal ha aceptado la condena de cárcel a cambio de una rebaja de la petición inicial de la pena que reclamaba la Fiscalía Anticorrupción, que era de 3 años de reclusión. Sin embargo, no tendrá que entrar en prisión.

En su declaración ante el juez ante el titular del juzgado de lo penal 7 de Palma, Eduardo Calderón, el exgerente ha admitido que como responsable financiero de la campaña para las elecciones del 27 de mayo, abonó en negro parte de los gastos por los trabajos de publicidad realizados por la empresa Nimbus.

Así, la empresa de publicidad realizó entre abril y mayo de 2007 tareas de creatividad y promoción de los mensajes electorales del PP, y gestionó inserciones en prensa, radio y televisión por importe de 71.958 euros, que no se facturaron al partido porque habían superado los límites legales de gastos electorales.

En concreto, Areal contrató a Nimbus para que se encargase de la creación y diseño de anuncios y la gestión de la contratación de espacios publicitarios en diferentes medios de comunicación, trabajos por los que la agencia emitió contra el PP cinco facturas por un importe global de 249.872 euros.

Unos fondos que Areal, tal y como ha confesado, decidió abonar en negro al haber superado el PP los límites legales fijados para gastos electorales, de modo que la cantidad fue entregada a Romero mediante diversas entregas de dinero en efectivo. Asimismo, las entregas de fondos opacos fueron realizadas en la sede del PP balear, sin que se haya podido determinar la procedencia de los 71.958 euros. Areal ha admitido haber alterado así las cuentas del PP, falseando las mismas al omitir reflejar en la contabilidad las aportaciones realizadas en negro.

Recordamos que tras declarar en su día en relación a estas afirmaciones, Areal abandonó las dependencias judiciales preguntándose ante los medios: “¿Dinero negro? ¿Qué es eso?”, negando por tanto haber cobrado dinero en B y acusando a Mercado de mentir. Asimismo, Areal fue interrogado como encausado en relación a la reforma presuntamente irregular de la sede del PP, que según los investigadores fue sufragada con los fondos aportados por empresarios a cambio de adjudicaciones públicas.

El juez Castro cuenta con la declaración que efectuó en su día el constructor Juan Serra en la pieza principal del caso Palma Arena, en la que reconoció haber recibido dinero negro en la sede del PP, de cuya reforma se encargó con un montante de hasta 70.000 euros en metálico y sin factura a través del propio Areal.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.