El PP considera el actual Govern un cóctel explosivo que sólo se pone de acuerdo para bailar la conga

La portavoz del PP en el Parlament, Margalida Prohens, ha criticado hoy la “inestabilidad política demostrada” por el Govern en sus primeros cien días de gestión, y ha asegurado que el ejecutivo es “un cóctel explosivo que puede explotar en cualquier momento y que no se merecen los ciudadanos”.

Prohens ha puesto como ejemplo del desacuerdo entre los socios del pacto de gobierno (PSIB, MÉS y Podemos) que la presidenta del Parlament, Xelo Huertas (Podemos), tenga intención de preguntar en el pleno del martes, y ejercer así la función de control propia de la oposición, a la presidenta del Govern, Francina Armengol (PSIB).

La portavoz popular también ha mostrado su asombro ante el anuncio efectuado por la presidenta en relación a que no piensa cesar a los altos cargos Juli Fuster y Pau Thomàs,a pesar de que el Parlament aprobó una moción para su cese inmediato.

La actitud de Armengol es un “insulto a la democracia y a la soberanía popular”, ha matizado Prohens quién ha calificado la postura de la presidenta de “inaudita” y se ha preguntado “qué mandatos del Parlament piensa cumplir y cuáles no” en estos cuatro años de legislatura.

La diputada también ha aludido al “culebrón” del gerente de Sitibsa, Francisco Fernández Tarrés, cuyo cese es exigido por Podemos desde el inicio de legislatura, pero al que PSIB y MÉS se oponen. Al mismo tiempo, socialistas y econacionalistas cuestionan el nombramiento del Síndic de Comptes a propuesta Podemos, ha añadido Prohens.

Para el PP, “Armengol es una títere en manos de socios radicales que, en lo único en lo que se han puesto de acuerdo, es en bailar la conga a las puertas del Parlament tras derogarse el martes la ley de símbolos”.

Prohens ha explicado que el Govern actual ha aumentado el número de altos cargos respecto a la legislatura pasada y se ha convertido “en una auténtica agencia de colocación de familiares”.

El PP ha rechazado la aprobación de una nueva “ecotasa 2.0” para disponer de más fondos y ha acusado al nuevo ejecutivo de subir los impuestos, pero no a las clases altas como prometían, sino a las medias hasta “ahogarlas”.

Prohens ha lamentado que el nuevo Govern “eche la culpa de todo a Madrid” y ha recordado que el actual sistema de financiación autonómica lo aprobó precisamente el PSOE.

También ha rechazado el “discurso típico de la izquierda que demoniza a los empresarios, que son los que crean puestos de trabajo y pagan los impuestos” y ha asegurado que la presidenta “ha conseguido enfadar a todos los colectivos desde su soberbia e imposiciones, ya sean funcionarios, médicos, personal estatutario, profesores, sector turístico e incluso a la prensa nacional y extranjera”, ha dicho Prohens.

La portavoz popular también ha recordado que en la pasada legislatura se crearon 40.000 puestos de trabajo en Baleares y que en sus primeros cien días de gobierno, “lo que tendría que haber hecho la presidenta en vez de irse de vacaciones durante 15 días era trabajar y tomar nota del anterior Govern del PP que aprobó dos leyes: la Ley de Emprendedores y la Ley de Autorización del Gasto Financiero”.

Sobre la nueva Renta Mínima Garantizada, la diputada ha recordado que el Govern anunció inicialmente que se destinarían 60 millones de euros y finalmente serán 20.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.