IB3 se reinventa tras el ‘no-do’ de Bauzá

El Parlament debate este martes la propuesta de ley de reforma de la radiotelevisión balear. Un punto y aparte para una televisión que ha sufrido un importante retroceso democrático bajo el mandato de JR Bauzá, con un director general conseller, otro afiliado, y con las directrices siendo marcadas desde un despacho en el Consolat de Mar. Y todavía para tener que escuchar a estas alturas a Marga Proehens (PP) hablar de la ‘obsesión del Govern por controlar la televisión y radio públicas’. No es de extrañar que desde el PSIB, Pilar Costa defina esta semana como la de ‘el fin de la manipulación política iniciada por el Govern de Bauzá en IB3’.

Costa ha resaltado que se trata de una propuesta de ley “conjunta y consensuada” con los partidos que apoyan el Govern (PSIB, MÉS y Podemos), y ha animado al resto de fuerzas políticas a presentar sus enmiendas una vez se apruebe mañana la toma en consideración de este texto para que tenga el máximo consenso posible, señalan en una nota de prensa los socialistas.

La propuesta presentada contempla una modificación respecto a la elección del nuevo director general del ente público, ya que propone que la nueva dirección solo necesite del voto favorable de tres quintas partes de la cámara autonómica, o “de la mayoría absoluta del plenario pasado un mes desde la primera votación”.

Esta será la modificación más relevante, pero la modificación también incluye que no sea necesario que el director general sea elegido entre los miembros del Consejo de Administración, que éste no pueda aprobar contratos de hasta 300.000 euros, y que los superiores deberán pasar por el Consejo de Administración.

Según la socialista, el PP rompió con el consenso de IB3 en 2011, “cuando sacaron un decreto ley para facilitar que el conseller de Presidencia fuera el director general del ente después de que no alcanzaran el apoyo de dos tercios del Parlament”.

El objetivo de esta iniciativa, ha señalado Costa, es “devolver la dignidad y la profesionalidad en IB3 como medio público”, y que sea una emisora elaborada desde los principios de “objetividad, veracidad y pluralidad”.

De forma paralela, ya se ha iniciado el debate sobre el modelo que debe tener la radiotelevisión autonómica, destaca el PSIB.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.