Cuatro detenidos por ocultar el accidente grave de un albañil sin contrato

La Guardia Civil ha detenido a cuatro personas por tratar de ocultar las heridas graves de un albañil que cayó desde una altura de unos ocho metros cuando trabajaba sin contrato sobre unos andamios en una obra de Porreres, según explica en un comunicado.

Los hechos se remontan al pasado día 5 de octubre en que agentes de la Guardia Civil de Vilafranca se personaron en una obra de la calle Rectoría de Porreres, advertidos de que se había producido un accidente laboral sin que encontraran a nadie en el lugar del siniestro.

Tras consultar a testigos oculares de la caída y a personas conocedoras de los trabajos de construcción que se llevaban a cabo, los investigadores localizaron a un trabajador que dijo haber sufrido un accidente leve y sin consecuencias. Como ese relato contradecía varios testimonios que indicaban que el obrero había quedado inconsciente tras caer desde una altura considerable, los guardias civiles continuaron las pesquisas y comprobaron que en la tarde del 5 de octubre había ingresado en el hospital Son Espases de Palma un varón con las características físicas descritas por los testigos.

Ese hombre, que había permanecido un día ingresado con rotura de huesos de la cara y múltiples traumatismos, había declarado a los sanitarios que se cayó por unas rocas, según han informado fuentes de la Guardia Civil.

Finalmente, cuando los investigadores le tomaron declaración, la víctima del accidente confirmó que se encontraba trabajando en la obra en la parte más elevada del andamio, a la altura del tejado, perdió el equilibrio y cayó hasta el suelo después de golpearse varias veces con los andamios inferiores, tras lo cual quedó inconsciente y fue trasladado al hospital, donde recuperó el conocimiento.

Ante las preguntas de agentes del cuerpo, el accidentado justificó las falsedades que había contado en que carecía de contrato laboral. En consecuencia, el 8 de octubre la Guardia Civil detuvo al dueño de la empresa de construcción y al encargado de la obra por presuntos delitos contra los derechos de los trabajadores y a dos albañiles por encubrimiento.

Según el instituto armado, “en lo que va de año, se han detenido o imputado a siete personas por supuestos delitos contra los trabajadores en Baleares; además se han realizado más de 130 inspecciones conjuntas con inspectores de trabajo de la Seguridad Social”, concluye la nota.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.