El GOB siente decepción ante una ‘ecotasa’ poco ecológica que fomenta el consumo

El Grup Balear d’Ornitologia i Defensa de la Naturalesa (GOB) ha mostrado su decepción tras conocerse el destino de la recaudación del nuevo impuesto turístico, al que considera “mucho menos ecológico que la ecotasa que se aprobó durante el primer Pacte de Progrès con Unió Mallorquina hace ya 14 años”.

La entidad conservacionista ha criticado “que un Govern de PSIB-MÉS con el apoyo de Podemos plantee un impuesto con un enfoque mucho menos ecológico” y por ello, han pedido que “se deje de hablar de ecotasa”.

Según el GOB, el planteamiento de este impuesto “dista mucho de nuestra concepción de lo que debe ser una verdadera ecotasa, que debería dedicarse a financiar la recuperación y conservación del patrimonio y a compensar los impactos del turismo y la actividad urbanística asociada”, señala en un comunicado.

Desde el Govern han explicado que la recaudación de este impuesto se destinará a la mejora de la calidad y la competitividad, el fomento de la desestacionalización, la creación de producto turístico y promoción; desarrollo de infraestructuras relacionadas con el turismo sostenible; protección y recuperación del medio natural; recuperación de patrimonio histórico y cultural; investigación, desarrollo e innovación relacionados con el ámbito turístico, y formación laboral.

Así, desde el GOB señalan que el objetivo del impuesto “es fundamentalmente la reinversión dentro del negocio turístico con el objetivo de potenciarlo” y critican que “incluso las inversiones en patrimonio natural y cultural se observan desde el prisma de la consideración como atractivos turísticos”.

Por ello, desde la entidad explican que “no se trata de un impuesto dirigido a compensar el impacto de la actividad turística sobre el patrimonio y recursos naturales, sino de un simple mecanismo de reinversión turística”, concluye.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.