La solidaridad de la concejala de Interior de Capdepera le puede costar la ‘cabeza’ por 70 euros

Tal y como se han hecho eco los compañeros del semanario FAXDEPERA en la edición publicada hoy, peligra la ‘cabeza’ de la concejala de Interior del ayuntamiento de Capdepera, Mònica Viejo, por un acto de humanidad.

Durante el pasado verano, una inmigrante magrebí que formaba parte del proyecto Millora organizado por el departamento de Servicios Sociales del consistorio de Capdepera, se dirigió a la concejala de Interior para explicarle que la grúa se había llevado su coche y no podía pagar la tasa de 70 euros que le pedía la Policía Local para poder retirar el vehículo que utilizaba como medio de trabajo. No podía ya que cobra 90 euros semanales, una cantidad que, lejos de ser digna, no deja margen a posibles imprevistos.

La concejala, ante tal hecho y tras comprobar las consecuencias económicas que podría tener para la mujer no poder sacar el coche hasta cobrar de nuevo, decidió tomar cartas en el asunto. Pidió un fraccionamiento de la sanción, con el consentimiento del interventor y con el apoyo del alcalde, para que la inmigrante pudiera sacar el coche del depósito.

Aunque, aquí, es donde empezaron los problemas para la concejala. El agente encargado de dar el visto bueno a la salida de los vehículos le comunicó que no podía realizar esa acción y, seguidamente, comunicó los hechos al inspector jefe quien consideró que la concejala había actuado de forma irregular y presentó toda la documentación ante los Juzgados de Manacor.

Con ello, los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Capdpera, MÉS, PP, Guanyem y Es Grup se plantean pedir la dimisión a la regidora Mònica Viejo. Los portavoces, han explicado que están en contra del procedimiento llevado a cabo por la concejala de Interior ya que “roza la prevaricación”, aunque creen que ha actuado de buena fe.

Un acto de buena fe que, por 70 euros que fueron ingresados rápidamente en las arcas municipales, le podría costar la ‘cabeza’ a la concejala. Así, la concejala intercedió por la mujer inmigrante tal y como interceden las asociaciones antidesahucios por aquellas personas que no pueden pagar su vivienda. No solo eso. En ocasiones, lo consiguen aún cuando la ley ampara a las entidades bancarias para ejecutarlos. En el caso de la concejala de Capdepera qué debe primar, ¿la burocracia o la humanidad?.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.