El Ictus, enemigo mortal

Es la segunda causa de muerte en Baleares, la primera en mujeres y afecta cada año a unas 3.500 personas en las islas

Este martes de celebra el Día Mundial del Ictus bajo el lema: ‘El ictus se puede prevenir, tratar y recuperar ¡Hagámoslo posible!‘, con la intención de concienciar a la población de la importancia que tiene la prevención para evitar problemas cerebro vasculares, dado que éstas enfermedades representan la segunda causa de muerte y la primera causa de invalidez en los adultos de los países occidentales.

Según datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), esta dolencia afecta cada año a unas 3.500 personas en Baleares, 120.000 a nivel estatal, constituyendo la segunda causa de mortalidad entre la población, la primera en mujeres, y también representa el mayor motivo de incapacidad, ya que la mayoría de los pacientes afectados por un ictus sufre secuelas que, en el 40% de los casos, los inhabilitan para realizar las actividades cotidianas.

Además, el ictus es la enfermedad neurológica que genera un mayor número de ingresos hospitalarios en España, el 70% de los ingresos neurológicos. En Baleares solo existe una Unidad de Ictus, situada en el hospital de referencia de Son Espases, en Palma de Mallorca.

Entre los principales factores de riesgo del ictus destacan pacientes con hipertensión, diabetes, síndrome metabólico, apnea de sueño o enfermedades de corazón, por eso es de especial importancia evitar el consumo tabaco y alcohol, y controlar el colesterol y la obesidad.

Algunos de los síntomas que pueden alertar de la presencia de un ictus son:
– Pérdida de fuerza repentina de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo
– Trastorno repentino de la sensibilidad.
– Sensación de “acorchamiento u hormigueo” de la cara, brazo y/o pierna de un lado del cuerpo.
– Pérdida súbita de visión parcial o total en uno o ambos ojos.
– Alteración repentina del habla, dificultad para expresarse y ser entendido por quien nos escucha.
– Dolor de cabeza súbito de intensidad inhabitual y sin causa aparente.
– Sensación de vértigo, desequilibrio si se acompaña de cualquier síntoma anterior.

No obstante, el tratamiento de rehabilitación, prevención secundaria y atención sociosanitaria es fundamental en las personas que han sobrevivido a un ictus. Así, la neurorehabilitación del ictus adquiere la misma importancia que el resto de las fases que componen el ictus.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.