Mallorca vive su mayor noche (y día) de Halloween

Hace menos de dos décadas, la fiesta de Halloween era desconocida para muchos y extraña para todos. Hoy, esta tradición norteamericana ya está plenamente asentada en España, y en concreto Mallorca ha vivido este año su noche de los muertos vivientes más bulliciosa.

Así lo corroboran los responsables de comercios encargados de vender disfraces, calabazas y adornos en torno a una festividad que ha calado en lo más hondo de la mayoría de familias isleñas.

Ayer sábado, sólo en Calvià los vecinos organizaron cerca de una decena de fiestas de Halloween, cada una acompañada de su túnel del terror. En los barrios residenciales de Palma, fueron miles los niños y padres que se disfrazaron para ir en búsqueda de ‘truco o trato’, recogiendo con sus calabazas montones de golosinas entre los vecinos.

Halloween se vivió por la mañana en su vertiente más comercial de lugares como Port Adriano, Katmandu, Marineland o Palma Aquarium; se extendió a la tarde a través de las visitas de los más pequeños, y terminó por la noche en todos los bares de copas de Mallorca, con una fiesta que se ha prolongado hasta primeras horas de este domingo, jornada de Todos los Santos. Halloween ya tiene un hueco importante en nuestro calendario.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.