El Ayuntamiento de Escorca sustituye la antigua caldera de gasóleo por una de biomasa

El ahorro económico derivado de esta actuación será de unos 2.500 euros anuales

El Ayuntamiento de Escorca continúa trabajando para posicionarse como uno de los destinos turísticos más sostenibles del panorama nacional y para seguir cumpliendo los compromisos adquiridos al ser declarado como municipio ‘Biosphere responsable tourism’.

La inversión realizada en la adquisición de la nueva caldera así como la adecuación del correspondiente espacio asciende a 22.000 €. Esta actuación ha sido posible gracias a las ayudas que se convocaron por parte de la Consejería de Economía y competitividad el pasado mes de enero y que ha supuesto una aportación económica de 11.000 € para el Ayuntamiento.

Así, se ha procedido a sustituir la antigua caldera de gasoil del consistorio por una de biomasa para calentar la casa consistorial, con lo que el ahorro económico derivado de esta actuación rondará los 2.500 euros anuales.

Según el alcalde de Escorca, Antoni Solivellas, con la nueva caldera “el ahorro energético está garantizado” y también explicó las grandes ventajas medioambientales que supone la utilización de este sistema de calefacción “ya que supone un tipo de energía totalmente limpia y renovable”.

La nueva caldera puede funcionar con diferentes materiales de combustión como el triturado procedente de talas y poda de los bosques, pelet, cáscaras de almendra y huesos de aceitunas. “Así rebajamos los niveles de emisiones de CO2 a la atmósfera, contribuimos a la limpieza de nuestros bosques y aprovechamos los restos de poda”, explica el alcalde.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.