El albergue de Playa de Palma habilita 56 plazas para acoger refugiados

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada de la consellera de Servicios Sociales y Cooperación, Fina Santiago, ha visitado este viernes el albergue de la Playa de Palma, que cuenta con 56 plazas, para comprobar in situ las tareas de acondicionamiento del espacio, con el fin de adaptarlo para el recibimiento de las personas refugiadas que vengan a Baleares.

Según ha indicado Armengol, está previsto que a finales de noviembre el centro esté listo para recibir, si fuera necesario, a las primeras personas refugiadas. En una primera fase, las personas asignadas a Baleares serán acogidas en el albergue de la Playa de Palma, donde permanecerán entre seis y nueve meses. Esta fase será coordinada por la Cruz Roja, que hará una valoración inicial para atender las necesidades específicas de cada persona.

En una segunda fase, que puede durar entre 12 y 18 meses, se derivarán a pisos públicos o privados y se pondrá en marcha todo el proceso de integración, que también estará coordinado por la Cruz Roja. En una tercera fase, comprendida hasta 24 meses después de la llegada, las familias tienen que poder desarrollarse de manera autónoma. En este sentido, la presidenta del Govern ha destacado el papel que puede tener la sociedad para favorecer la integración de las personas refugiadas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.