Arranca el mediático juicio contra Luisito por presunta estafa

La Audiencia Provincial acoge a partir de este lunes un juicio contra un joven de 24 años y su madre, que supuestamente engañaron a un matrimonio amigo de la familia para que le donara fincas y fondos en efectivo por un valor de 38 millones de euros, por lo que la Fiscalía pide para él 4 de años de prisión.

Además de la pena solicitada por estafa continuada para el joven, el fiscal pide una multa de 3.000 euros, la anulación de todas las donaciones y la devolución a las víctimas del efectivo que le entregaron.

El presunto estafador, L.A.R.T.R., será juzgado por la sección primera de la Audiencia de Palma junto a su madre, C.R.C., a quien la acusación pública considera partícipe del delito de su hijo a título lucrativo.

Según relata el fiscal, a principios de 2011, cuando tenía 20 años, el acusado aprovechó la “escasa formación cultural” de un matrimonio con el que su familia mantenía “una relación de afecto” y le propuso un plan para comprar dos fincas anexas a la que la pareja tenía en S’Estanyol.

La acusación señala que las víctimas querían evitar que se construyera en torno a su propiedad y que L.A.R.T.R. les convenció de que gracias a él iban a conseguir ese objetivo y se convertirían en dueños de una de las mayores propiedades costeras de Mallorca.

Primero les vendió por 30.000 euros una de las dos fincas anexas con un título registral a nombre de su madre que ya no era válido, puesto que la propiedad había sido traspasada en 2007, aunque estaba “doblemente inmatriculada”, según el fiscal.

Respecto a la segunda finca contigua a la de los denunciantes, el joven les hizo creer que su madre tenía algún derecho de adquisición sobre la misma y les pidió que, para obtener la liquidez de la que ellos carecían y lograr un buen precio, le donarán una serie de propiedades que él les devolvería cuando alcanzara el objetivo pactado.

Para vencer cualquier desconfianza y aprovechando la cercanía entre las dos familias, les propuso que su madre fuera también beneficiara de algunas de las donaciones, señala el fiscal.

“En ejecución de ese plan consiguió que el matrimonio (…) les hiciera donación de casi todos sus bienes”, en concreto quince propiedades inmobiliarias en diferentes municipios de Mallorca valoradas en 37,7 millones de euros, expone.

La acusación subraya que no solo no cumplió su promesa de devolver las propiedades cuando obtuviera liquidez para la compra de la finca perseguida por el matrimonio, sino que permutó una de las fincas cedidas en cuanto fue puesta a su nombre por unos locales y 40.000 euros.

También obtuvo de sus supuestas víctimas 200.000 euros en efectivo y cheques por valor de casi 360.000 que les pidió con el argumento de que para adquirir el inmueble tenía que adelantar esas cantidades.

Para el fiscal, los hechos son constitutivos de un delito continuado de estaba del que es autor L.A.R.R. y su madre, partícipe a título lucrativo.

El juicio comenzará este lunes a las 10.00 horas y continuará hasta el viernes, a partir de las 9.30 horas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.