El GOB exige reducir el impacto que provoca la Ultra Mallorca Serra de Tramuntana

El Grupo Balear de Ornitología y Defensa de la Naturaleza (GOB) ha solicitado a la Conselleria de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca que se apliquen medidas dirigidas a reducir el impacto ambiental que provoca la celebración de la carrera Ultra Mallorca Serra de Tramuntana que está prevista para el 23 de abril de 2016.
La carrera cuenta con un itinerario que atraviesa la Serra desde Andratx a Pollença, en diferentes modalidades (ultra, trail y maratón). El número de plazas anunciadas por la organización para el conjunto de modalidades es de 1.900 corredores, según ha explicado el GOB.

Según la entidad proteccionista el Govern debe actuar aplicando medidas dirigidas a disminuir el impacto de la carrera como; una reducción importante del número de participantes, la celebración del evento deportivo en otra estación del año que no sea primavera, el ajuste del itinerario a caminos en buen estado de conservación y la disposición de medidas de control ambiental.

Asimismo el GOB “ha puesto en duda que en estos momentos la organización” (la empresa privada Trails Mallorca Sierra de Tramuntana SL) disponga de la preceptiva autorización administrativa. En ese supuesto, el GOB ha considerado “muy incorrecto anunciar la prueba y permitir la inscripción dentro de pocos días, condicionando así en cierta medida la decisión de la Conselleria ante una situación de hechos consumados de difícil subsanación”.

“Ésta ha sido la situación habitual en los últimos años. El año pasado los promotores de la carrera pidieron la autorización el 9 de febrero, aunque la inscripción de participantes se abrió y completó 4 meses antes. Era impensable pues cualquier modificación sustancial de las características de la competición”, ha denunciado la entidad ecologista, quién ha recordado que en otras autonomías la proliferación de carreras de montaña ya está generando la reacción de las administraciones para evitar los impactos ambientales de esta actividad deportiva en los espacios naturales protegidos.

Así, en el parque nacional de Guadarrama, donde se celebran un buen número de carreras cada año, se han establecido unos criterios para la regulación de las carreras, entre los que se dispone un número máximo de 450 participantes.

Para el caso de Baleares, la plataforma ecologista considera que es urgente la adopción de unos criterios reguladores de este tipo de pruebas deportivas en los espacios protegidos para evitar daños ambientales y patrimoniales.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.