Castro pide a Hacienda las operaciones del PP nacional con terceros entre 2000 y 2010

Archivo

El juez instructor del caso Son Espases, José Castro, ha requerido a la Delegación de la Agencia Tributaria de Madrid que le remita la información fiscal de la que disponga sobre las operaciones con terceros efectuadas por el PP nacional entre los años 2000 y 2010.

Así consta en una providencia dictada este miércoles por el magistrado, en la que pide información concreta sobre los datos declarados e imputados por la formación, al tiempo que ha librado oficio al Ayuntamiento de Madrid para que le aporte testimonio de los expedientes de licencias de obras que hayan afectado a la sede central del PP, ubicada en la calle Génova de la capital, durante esos mismos años.

El juez continúa de este modo indagando la posible conexión de las obras de remodelación, entre otras, de la sede central del PP con la adjudicación de las obras del hospital de Son Espases, que se encuentra en el punto de mira del magistrado por supuestas irregularidades y pago de comisiones durante el proceso de concesión.

Precisamente, Castro incorporó recientemente a la causa el auto con el que el juez José de la Mata abrió juicio oral contra los extesoreros del partido Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta, el exgerente Cristóbal Paéz y los socios del estudio de arquitectura Unifica, al considerar que la formación ‘popular’ se habría nutrido de donativos ajenos a la contabilidad oficial con el fin de pagar, entre otros, gastos generados en campañas electorales, retribuciones y complementos de sueldo.

Es más, la resolución apuntaba a que el dinero opaco se empleó en el pago de distintos servicios y gastos en beneficio del PP como la realización de las obras de su sede central, en la que se abonaron 1,5 millones de euros en negro. Castro ya requirió a la formación que presentara la documentación acreditativa de los pagos de las obras de remodelación llevadas a cabo entre los años 2002 y 2010, de cara a esclarecer si fueron financiadas de forma irregular así como su posible conexión con la adjudicación de Son Espases.

FACTURAS POR VALOR DE 237.000 EUROS

El partido entregó facturas que ascienden a un total de 237.000 euros, si bien aseveró que no consta en sus archivos documentación que permita conocer cuáles fueron las empresas subcontratadas por los contratistas principales de la reforma. Mediante un escrito, el PP explicaba que el inmueble, situado en el número 13 de la calle Génova, fue adquirido por el partido mediante compraventa otorgada ante notario el 29 de marzo de 2006, fecha antes de la cual la formación era arrendataria del edificio.

El juez Castro abrió esta nueva línea de investigación en el marco de la causa que investiga el presunto amaño de la adjudicación de los trabajos del hospital, un proceso en el que, entre otros, se encuentran imputados el presidente de OHL y exministro, Juan Miguel Villar Mir, y el expresidente del Govern Jaume Matas.

COMISIONES DE NUEVE MILLONES DE EUROS

Según la confesión efectuada en esta causa por el exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos, el PP de Matas reclamó hasta nueve millones de euros a cambio de la concesión de las obras del hospital, que recayó finalmente, en diciembre de 2006, en manos de la UTE liderada por Dragados tras un proceso que inicialmente se había decantado a favor de OHL.

EL PROCESO SE DECANTÓ INICIALMENTE A FAVOR DE OHL

En el caso de Son Espases, el proceso de adjudicación se decantó inicialmente a favor de la competidora OHL, cuyo presidente, el exministro Juan Miguel Villar Mir, se encuentra imputado en las investigaciones. La constructora fue desbancada como favorita después de que el Colegio Oficial de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos y el de Economistas variaran las puntuaciones inicialmente adjudicadas por la empresa privada Global PM.

Preguntado por esta última empresa, De Santos explicó que se trataba de una mercantil afín al PP y, más en concreto, al exconseller de Interior y expresidente del partido en Palma, José María Rodríguez.

“PROBLEMA POLÍTICO” SI LAS OBRAS NO SE ADJUDICABAN A DRAGADOS

Por su parte, Castillo, quien también se ha prestado a colaborar con los investigadores, señaló del mismo modo que fue el propio Matas quien dio instrucciones para manipular el concurso, y que llegó a decirle que habría un “problema político” si la concesión no recaía en manos de Dragados, filial de ACS, presidida por Florentino Pérez.

La exconsellera relató cómo inicialmente Matas ordenó que la adjudicación se decantase a favor de OHL, si bien, cuando el supuesto trato de favor fue filtrado en la prensa, le comentó los inconvenientes que se producirían si una obra de tal “envergadura” no se adjudicaba a Dragados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.