Jugaron como nunca; perdieron, como siempre

La historia se repite. Un año más, fieles a la tradición, los periodistas que cubren la información del Mallorca y los empleados del club han protagonizado un partido que ha vuelto a resultar desigual (8-4). El resultado, sin embargo, resulta engañoso, ya que los informadores han ido de menos a más, y los mallorquinistas han acabado pidiendo la hora ante la avalancha de juego y goles que se les venía encima, con un terrible parcial de 0-3 que sólo ha podido atajar el árbitro señalando el final antes de tiempo.

El saque de honor lo han protagonizado ni más ni menos que Las Diabéticas Aceleradas, caracterizadas con los últimos personajes que interpretan en su obra de teatro Gran Bufet.

Ya durante el partido se ha podido comprobar que Alfonso Muñoz no ha perdido el olfato goleador y se ha notado la conexión y el buen entendimiento con Pepe Gálvez. El cuerpo técnico del Mallorca al completo ha protagonizado los mejores minutos de juego aunque el jugador más destacado ha sido Xavi Martí, quien a la filas de los trabajadores de club ha marcado un hat-trick. Por parte de los periodistas, destacar también la entrega de Carlos Montes de Oca que ha marcado el primer gol -no ha cruzado la línea de medio campo en ninguna jugada defensiva- y ha resultado lesionado por una entrada del portero local, Jaume Colombás, que ha ejercido de Pepe Reina en toda su extensión.

Al final, un triunfo que ojalá sea premonitorio del que debe conseguir este sábado el primer equipo bermellón ante el Girona en el encuentro que cierra 2015.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.