20D. El PP gana en Baleares y Podemos le arrebata la segunda posición al PSIB

El Partido Popular ha ganado las elecciones en Baleares al adjudicarse tres de los ocho diputados que había en juego, pero el gran vencedor de los comicios en las islas ha sido Podem, que con dos, los mismos que los obtenidos por el PSIB (pero con cinco puntos más que los socialistas), se erige como la fuerza de izquierdas más representativa del archipiélago; mientras, Ciudadanos ha conseguido uno. La gran decepción en estas legislativas se la ha llevado Més, donde a lo largo de la campaña estaban convencidos de que Antoni Verger les representaría en Madrid.

Sin lugar a dudas, los ‘podemitas’ con el juez Yllanes al frente, han sido los grandes vencedores de la contienda, siguiendo la estela de su partido a nivel nacional, que se ha convertido en la tercera fuerza política del país, con su líder, Pablo Iglesias, a la cabeza.
Amplias son las lecturas que se pueden hacer de estos comicios a nivel balear, al margen del gran ‘triunfo’ de Podem.

En el PP, sobre todo Mateu Isern, pese a haber perdido dos diputados en comparación con 2011, debe estar más que satisfecho por haber obtenido un resultado mejor que José Ramón Bauzá en las autonómicas del pasado mes de mayo, lo cual permitirá a los ‘críticos’ continuar con su andanza hacia la presidencia del partido sin que nadie tenga el más mínimo justificante para entorpecer su camino.

En el PSIB, se consuelan con que tan solo han perdido un diputado, pero lo realmente duro es que hayan sido superados en nada menos que cinco puntos por Podem, que ha pasado a ser la segunda fuerza más votada en Baleares, que no es poco.
Ciudadanos en cambio, pese a obtener un diputado, se queda con un sabor agridulce. Todas las encuestas les situaban mejor que a Podemos, aunque bien es cierto que desde la parroquia de Pablo Iglesias ya avisaban desde comienzo de la campaña de una remontada histórica en la que nadie creía, hasta que llegó el día en que el madrileño consiguió llenar el Palma Arena con nada más y nada menos que 5.000 personas.

Y por último, Més y el Pi. En el caso de los ecosoberanistas el golpe ha sido muy duro, porque estaban totalmente convencidos de que Antoni Verger les representaría en Madrid. Los números que barajaban antes de las elecciones no se correspondían con la realidad de las encuestas, si bien ellos se mostraban como un Quijote que se enfrentaba a los molinos de viento. En cambio el Pi lo tenía más claro. En la formación de Jaume Font eran conocedores de que tenían pocas por no decir ninguna opción.

En resumen, el ganador de estas elecciones tanto en Baleares como en el resto de España es Podemos. Su hachazo ha sido tal que ahora se abre en España un abanico de posibilidades que obligará a las formaciones políticas buscar acuerdos y ententes para conseguir un gobierno de estabilidad. Se abre la veda y Rajoy ya ha dicho que será el primero en intentar formar gobierno.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.