La Alianza Mar Blava considera un “gran logro” el archivo del proyecto de prospecciones del Golfo de León

La Alianza Mar Blava ha considerado un “gran logro” el anuncio del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de archivar el expediente de 2011 relativo al proyecto de prospecciones en el golfo de León, después de que la entidad lhaya denunciado “reiteradamente el intento de hurtar a la ciudadanía el derecho a alegar ante un proyecto tan lesivo para el medio ambiente”.

En un comunicado, la Alianza asevera que la iniciativa perjudicaba además los intereses económicos de las poblaciones del litoral Mediterráneo como es el de las prospecciones de hidrocarburos que promueve Schlumberger (antes Seabird Exploration).

Tal y como apunta, desde que el proyecto inicial de Seabird fuera expuesto a información pública en el primer trimestre de 2013, se han producido cambios significativos en el conocimiento del impacto de los sondeos acústicos sobre la fauna, ha habido un reforzamiento de la protección medioambiental de determinadas especies y de sus hábitats en el Mediterráneo y, “lo más trascendental, ha tenido lugar un notable incremento en la conciencia ambiental y en la percepción de la sociedad del impacto negativo de las prospecciones petrolíferas, el cual no puede ser ignorado en un nuevo procedimiento de impacto ambiental”.

En este contexto, la entidad ha calificado de satisfactoria la reunión que ha mantenido esta mañana en Madrid con el Ministerio para tratar sobre los proyectos de prospecciones petrolíferas que “amenazan el Mediterráneo y ponen en riesgo el medio ambiente y la economía de Baleares y demás CC.AA. ribereñas de este mar, y sobre el aumento de la protección oficial de diversas áreas de gran valor ecológico”.

En el encuentro, los miembros de la Alianza han planteado a los responsables del Ministerio la necesidad de dotar de una protección legal efectiva al Corredor de Migración de Cetáceos del Mediterráneo, que discurre paralelo a la costa entre el golfo de Valencia y el golfo de León.

Este Corredor de Migración de Cetáceos, de “importancia vital” para la supervivencia de diversas especies de cetáceos protegidos, se ve “seriamente amenazado por los proyectos de sondeos acústicos de Services Petroliers Schlumberger en el golfo de León y de Spectrum Geo Limited en el mar Balear y por los permisos de investigación de hidrocarburos solicitados por Cairn Energy en el golfo de León, ya que un gran porcentaje de su superficie de actuación se solapa espacialmente con la parte norte de este pasillo migratorio”.

Así lo asevera la Alianza, que apunta que esta área de “extraordinaria importancia ecológica reúne las condiciones necesarias para constituir una Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo (Zepim), una figura de protección auspiciada por el Convenio de Barcelona, del que España es miembro de pleno derecho”.

Finalmente, la Alianza Mar Blava también ha conseguido el compromiso del Ministerio de que el Gobierno ratifique el Protocolo para la protección del Mediterráneo contra la contaminación resultante de la exploración y explotación de la plataforma continental y del fondo del mar y su subsuelo del Convenio de Barcelona, conocido como ‘Protocolo Offshore’.

Este fue aprobado en 1994 y está en vigor desde 2011, pero hasta ahora no ha sido ratificado por España.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.