El PP critica la acumulación de basuras en las calles de Palma

El PP asegura que Palma
El PP asegura que Palma "está más sucia que nunca". Foto: PP.

El grupo municipal del PP ha vuelto a insistir en el problema de suciedad que afecta a las calles de Palma, especialmente tras la aplicación del nuevo sistema de recogida de trastos, que, en palabras de la portavoz popular, Marga Durán, “ha convertido los barrios de la ciudad en un espectáculo indigno, con enseres acumulados en la vía pública que ofrecen una imagen lamentable y bochornosa”.

Para Durán, “parece evidente para todo el mundo, excepto para la presidenta de Emaya y para el pacto de gobierno, que el nuevo sistema ha fracasado. Ha bastado menos de un mes para que todos nos demos cuenta de que la fórmula no funciona, que la campaña informativa no ha logrado sus objetivos, y que el Ajuntament no ha sabido hacer llegar el mensaje a los vecinos”.

Durán ha reprochado a la máxima responsable de la empresa municipal, Neus Truyol, que realice un balance triunfal de la iniciativa en base al mayor número de toneladas de basura que se recogen, ya que, como ha señalado, “eso implica también que haya más desperdicios que nunca acumulados en las calles, a la vista de todo el mundo”.

En este sentido, Durán ha reclamado al equipo de gobierno y a la empresa Emaya que “cancelen de inmediato el actual modelo, y recuperen el sistema anterior de recogida domiciliaria, que proporcionó buenos resultados y fue mantenido por consistorios de diferente color político”.

La entrada en vigor, el pasado 1 de diciembre, del nuevo sistema, que adjudica a cada barrio de Palma un día y un horario concreto para depositar los enseres inservibles en la vía pública, ha agravado los problemas de limpieza que, habitualmente, el municipio registra durante las semanas de Navidad, a causa de la mayor proliferación de desechos característico de esta época del año.

Durán ha indicado que, incumpliendo sus promesas en sentido contrario, el equipo de gobierno “apenas ha incrementado el número de los efectivos de limpieza y la consecuencia directa es que Palma presenta un aspecto sucio y descuidado que se agrava a cada día que pasa”.

La portavoz del PP ha recordado a los partidos del pacto municipal que “a pesar de hallarnos en las semanas de Navidad y fin de año, los problemas de Palma, desgraciadamente, no se marchan de vacaciones, y, en concreto, el de la limpieza es uno de los más acuciantes. La lógica y el sentido común dictan que es imperiosamente necesario disponer de los operarios suficientes para reforzar un servicio cuando la actividad aumenta, pero el equipo de gobierno prefiere mirar hacia otro lado, más preocupado por derribar monumentos y por otros temas de carácter ideológico que por ofrecer bienestar y calidad de vida a los ciudadanos”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.