Un plafón heráldico con las armas de Nunó Sanç luce en la biblioteca de Cort

Un plafón heráldico con las armas de Nuno Sanç y luce en la biblioteca de Cort. Foto: Ajuntament de Palma.
Un plafón heráldico con las armas de Nuno Sanç y luce en la biblioteca de Cort. Foto: Ajuntament de Palma.

La Concejalía de Cultura, Patrimonio y Memoria Histórica ha adquirido uno de los plafones heráldicos con las armas de Nunó Sanç, que decoraba el techo de madera de la desaparecida capilla del antiguo hospital de Sant Andreu, situada en el solar donde actualmente se encuentra la biblioteca de Cort y el pasillo adyacente.

Según ha informado el Ajuntament de Palma en un comunicado, el plafón es una pieza del faldón del techo de madera y es una pieza de madera de 53×29 centímetros pintada por una de las caras con el escudo y otros elementos decorativos. La pieza ha sido restaurada por el taller Xicaranda y el plafón se ha colocado en uno de los laterales de la biblioteca de Cort, lugar donde antiguamente se encontraba la capilla de Sant Andreu.

De los restos, aparte de una fotografía de después del incendio, que se conserva en la Sociedad Arqueológica Lul·liana, sólo se conservan el plafón y otro más que se conserva en el Museo de Mallorca.

El hospital de Sant Andreu fue una institución que se convirtió en el embrión de las dependencias que configurarían la sede de la Universidad de la Ciutat y Regne de Mallorca, y, a partir del siglo XVIII, en la sede del Ajuntament de Palma.

Esta capilla tiene sus orígenes en la época medieval y su construcción fue impulsada por el noble Nunó Sanç (siglo XIII), tío de Jaume I. Por este motivo sus armas blasonaban los faldones del techo de madera de la capilla, por lo que aparecían sus armas heráldicas en el techo de madera.

Al parecer, en el siglo XIX la capilla todavía se conservaba, aunque bastante deteriorada. Durante el incendio de 1894, esta capilla sufrió considerablemente, lo que provocó su definitiva desaparición con la ejecución del proyecto de reedificación del Ajuntament.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.