Sarver desembarcará en Mallorca la maquinaria de marketing ‘NBA’

Claassen entiende que el club puede hacerse fuerte a partir de ese aspecto, mientras descarta abandonar la entidad por mucho tiempo

Robert Sarver se convertirá este lunes, si no sucede ningún contratiempo inesperado, en el nuevo máximo accionista del Real Mallorca. La ampliación de capital de 20 millones de euros supondrá la entrada en el club del banquero norteamericano, que ya estuvo este sábado en el Martínez Valero de Elche presenciando el partido de los bermellones.

La capacidad demostrada por Sarver en el Phoenix Suns para generar una fuente importante de ingresos a través del merchandising y el marketing ha sido uno de los argumentos que han servido a Utz Claassen para apostar por un inversor que deberá rascarse el bolsillo nada más aterrizar si quiere evitar el descenso del equipo a Segunda división B.

Sarver ha realizado una buena gestión durante los últimos años al frente de los Suns, y Claassen entiende que ese trabajo, unido al sello de calidad que siempre supone haber pasado por la NBA son dos excelentes avales para el ejecutivo estadounidense, que llega al Mallorca tras haber descartado antes hacerse con el Getafe y con el Levante.

Para el todavía propietario alemán del Mallorca, ha sido precisamente la transparencia de su gestión durante el último año la que permitirá que este lunes fructifique un acuerdo que convertirá al bermellón en el club más fuerte económicamente de su categoría, con un importante aumento del límite salarial, y con posibilidad de incorporar futbolistas durante el mes de enero por valor de hasta casi dos millones de euros.

Para saber quién será el responsable de llevar a cabo esas incorporaciones habrá que esperar a que desembarque el equipo de trabajo de Robert Sarver, y tome decisiones respecto al futuro de quienes hasta ahora han dirigido el rumbo deportivo del club. En cualquier caso, entiende Utz Claassen que las decisiones se tomarán de forma colegiada, y sin que él mismo abandone en ningún momento la nave mallorquinista. El alemán perderá poder de decisión, pero está decidido –eso asegura al menos en privado- a seguir ligado al Mallorca por muchos años.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.