Robert Sarver quiere títulos para el Mallorca y pone como ejemplo la ‘era Cúper’

Robert Sarver traza su hoja de ruta. El nuevo máximo accionista del Real Mallorca ha ofrecido este martes su primera rueda de prensa, impregnada de ilusión aunque también de moderación en el mensaje que han lanzado tanto él mismo como su hombre fuerte. Entiende Sarver que su función será custodiar ‘un bien ajeno’, que pertenece en realidad a los aficionados del club. Su idea a largo plazo –dice- es tener impacto en la sociedad y no sólo sobre el terreno de juego.

El banquero norteamericano, ayudado en la traducción por quien será su hombre de confianza en el club, Maheta Molango, asegura que quiere invertir ‘tiempo y recursos’ en la Isla. Se pretende según él mejorar las infraestructuras -ya ha visitado la Ciudad Deportiva de Son Bibiloni-, convirtiendo al Mallorca en un club al que los futbolistas ‘quieran venir a jugar’. Los contactos que tanto él mismo como sus socios de viaje tienen en el fútbol de todo el planeta deben seguir, según el nuevo propietario del Mallorca, para conseguir atraer buenos jugadores hasta el club bermellón.

Molango, que será el encargado de conducir el día a día del Mallorca, (tal como ha dejado ya claro el propio Robert Sarver, que confía en él para hacer realidad ‘un proyecto a largo plazo’) ha demostrado conocer bien la historia reciente del club. Se ha definido como amigo de Marcelino y Galca, y ha puesto la etapa de Héctor Cúper como buen ejemplo de las cuotas de éxito a las que les gustaría llegar en esta recién iniciada era. De hecho, entiende Robert Sarver que el primer equipo debe aspirar a repetir experiencias como la vivida en 2003, cuando se conquistó la Copa del Rey en el mismo escenario en el que compareció el pasado sábado el ejecutivo estadounidense: en el Martínez Valero de Elche.

Robert Sarver entiende que el fútbol y el baloncesto son los deportes en los que apostar como inversión a largo plazo, y eso le ha llevado a desembarcar en la LFP, donde ya intentó hacerse con Levante y Getafe antes de pasar a controlar el Real Mallorca. Admite que no es ni tan siquiera un apasionado del ‘soccer’, pero sí ha analizado las ligas europeas, y entiende que en España la economía se está recuperando, y que dispone de una Liga de ‘gran calidad’. ‘Crecí cerca de la frontera mexicana, y me siento familiarizado en una cultura latina, con todas las diferencias que existen entre estos dos países’, ha explicado como tercer motivo para su aterrizaje en nuestro país.

Molango asegura que se siente ´cómodo’ trabajando con Miquel Àngel Nadal, y no entiende que ahora mismo haya motivos para cambiar de entrenador. ‘En el futuro ya se verá’, ha aseverado el nuevo consejero delegado del club. Respecto a fichajes para el mercado de invierno, no se han ‘mojado’ y han pedido algo de tiempo para conocer mejor el vestuario. Eso sí, confían en Pepe Gálvez para que saque adelante la delicada situación que atraviesa el primer equipo.

Utz Claassen, quien entiende que la llegada de Sarver es ‘el mejor regalo del Centenario’ para el club, permanecerá en la entidad como presidente, y también como consejero ‘a muy largo plazo’. ‘Hemos dado un futuro garantizado al club, y es un honor ser parte de este proyecto’, ha explicado el alemán, que asegura no haber ganado ‘ni un euro’ en la transacción.

Respecto al ascenso, no se ha trazado un plazo, pero sí ha admitido que debe ser ‘cuanto antes’. La unidad del grupo –dentro y fuera del campo- y el compromiso de las personas que se sumaban al proyecto, junto al ‘partido a partido’ son tres factores que hacen que Molango vea el Atlético de Madrid como un espejo en el que mirarse. ‘El club se merece volver a Primera división, pero somos quintos por la cola y no voy a hacer promesas más que de nuestro trabajo, entusiasmo y ambición’, ha concluido Molango.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.