Molango presenta dos nuevos futbolistas pero evita ratificar a Gálvez

Hasta en tres ocasiones ha evitado Maheta Molango este lunes la ratificación hasta final de temporada de Pepe Gálvez. El consejero delegado del Mallorca ha exigido ‘máximo respeto’ hacia la figura del técnico pero ha dejado la puerta abierta a una posible salida antes de que finalice el campeonato.

Molango, en la presentación de los dos primeros refuerzos del mercado de invierno, ha admitido que en Córdoba ‘no estuvimos a la altura de las circunstancias’. ‘Entiendo que perdiéramos pero no me gustó la manera en que lo hicimos’, ha señalado visiblemente enfadado.

Pol Roige y Adrián Colunga son las nuevas incorporaciones, que llegan al club para evitar un descenso a Segunda B que parece tomar forma a medida que transcurren las jornadas. El dirigente bermellón ha repetido en diversas ocasiones que exigirá el compromiso firme de los futbolistas, o se les abrirá las puertas del club: ‘tomar decisiones desde fuera es una equivocación, por eso la semana pasada analizamos la situación desde dentro’. Y ese análisis es el que llevará a adoptar las primeras medidas.

Para Molango, el lamentable partido de Córdoba ‘ayuda a sacar conclusiones’. a partir de allí, ‘o uno se flagela y se deprime, o coge el toro por los cuernos y trata de actuar’, algo en lo que encuadra las dos primeras incorporaciones. ‘Es el primer paso hacia el cambio’, ha remarcado.

Para el consejero delegado el equipo necesita cuatro elementos irrenunciables: compromiso (‘no quiero gente que venga jugar a golf, ni de fiesta, ni a tomar el sol’), velocidad, descaro y gol. Según él, los nuevos futbolistas aportan al equipo una ‘riqueza táctica’ que en su opinión hasta el momento ‘no existía’.

Colunga y Roige llegan hasta el Mallorca, asegura Colunga, renunciando a ofertas de equipos mejor clasificados e incluso ‘de superior categoría’. Además, se ha preocupado por saberlo ‘todo’ sobre los nuevos futbolistas: ‘solo me falta por saber la marca de sus calzoncillos’, ha incidido.

En cuanto al entrenador, Molango ha empezado asegurando que ‘no va a ser despedido’ ya que ‘es una persona que merece máximo respeto, y tiene todo mi apoyo y el de los futbolistas’. Sin embargo, no se ha querido comprometer a mantenerlo hasta que acabe el Campeonato.

En cuanto a los recién llegados, Colunga -que rescindió con el Brighton el pasado mes de octubre- ha explicado la situación vivida tras salir del club inglés. ‘Yo sólo pido confianza y poder demostrar lo que soy como futbolista’, ha remarcado. ‘Si no tuviera hambre de competición -ha concluido- no habría venido aquí’.

El asturiano, ex futbolista del Soledad, asegura guardar un ‘grato recuerdo’ de su estancia en la isla, lo que le llevó a tomar por primera vez en su vida un avión. ‘Guardo muy buenas amistades’, ha asegurado.

El conjunto bermellón, que ocupa nuevamente puestos de descenso a Segunda división B, recibe el próximo domingo (12.00 horas) al Real Valladolid, en un encuentro que deberán ganar para evitar que la situación se agrave todavía más.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.