Son Moix recupera afición para estrenar la Era Sarver

La afición del Mallorca estará este domingo en el estadio de Son Moidx para animar a su equipo en el encuentro que cierra ante el Valladolid la primera vuelta del Campeonato de Liga. Quizá no se registre una gran entrada, pero todo apunta a que habrá más gente que en anteriores jornadas. Y eso, pese al mal momento que atraviesa el equipo bermellón.

La llegada a la entidad isleña del multimillonario norteamericano Robert Sarver no se ha traducido de momento en el terreno de juego y tampoco en la política de fichajes, pero los seguidores sí han respondido a la llamada realizada desde el club y ya más de 2.000 entradas puestas a disposición de los abonados han sido retiradas en las últimas horas. Será de hecho el primer partido que se juegue en Palma desde el desembarco en la isla del directivo de la NBA, dueño de los Suns de Phoenix.

Además, según han informado desde el propio club bermellón, los chavales y familias del fútbol base, junto a aquellos equipos que tienen convenios firmados con el Real Mallorca, volverán a llenar la Grada lluis Sitjar, la que está ubicada en uno de los fondos y que ha dado al Iberostar Estadio un aspecto y un ambiente diferente.

De momento, el partido contra el Valladolid no servirá para ver el debut de Adrian Colunga, a quien todavía le queda trabajo físico por delante tras seis meses alejado de los terrenos de juego.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.