Simebal denuncia la “destrucción” de las urgencias del hospital de Menorca

 
El Sindicato Médico de Baleares (Simebal) ha solicitado hoy una reunión con la presidenta del Consell de Menorca, Maite Salord, y la Comissió de Greuges de la institución para denunciar la “destrucción” del servicio de urgencias en el hospital Mateu Orfila de Mahón.

Simebal ha explicado que quiere “exponer la magnitud del problema, así como recabar su mediación para buscar soluciones al conflicto en beneficio de los menorquines y residentes, y evitar una pérdida irreparable de la calidad asistencial”.

El sindicato ha afirmado que esta situación se producirá a partir del 1 de febrero al no haber sido renovado el contrato a dos facultativos que han trabajado en este departamento durante los últimos ocho años.

Ambos médicos han sido destinados a urgencias de atención primaria en el centro de salud Dalt Sant Joan de Mahón.

Los nueve médicos de urgencias del hospital Mateu Orfila han suscrito el escrito de denuncia del Simebal en el que manifiestan que no están “en contra de potenciar la atención primaria, pero en ningún caso puede ir en detrimento de un servicio fundamental como son las urgencias del hospital”.

“Si finalmente se produce su marcha, esta decisión no puede ser más que calificada como irresponsable, porque de los once facultativos actuales se pasaría a nueve, lo que supone un recorte de casi el 20 por ciento de la plantilla”, han denunciado.

Los médicos han calificado de “agravio comparativo demoledor, casi insultante” las plantillas de urgencias en el hospital de Manacor, con 25 facultativos, Inca, con 22, y Can Misses (Eivissa), 21 médicos, con el hospital de Mahón, que pasará a tener 9.

“Con la mitad de plantilla que en los hospitales de tamaño y número de camas similar al nuestro pretenden todavía recortar más plazas, y siendo el único hospital público de Menorca, esta decisión no puede ser interpretada de ninguna otra forma como una torpeza absoluta”, han subrayado.

Han calificado de “incomprensible” esta decisión “tras el anuncio que los presupuestos de la Comunidad aumentaban un seis por ciento los destinados a Sanidad”.

Los médicos de urgencias del hospital Mateu Orfila de Mahón han advertido que no permitirán “que se destruya lo que tanto ha costado construir; mientras se pagan miles de euros en peonadas para maquillar las listas de espera, pretenden aniquilar las urgencias ya que estas, lamentablemente, no generan listas de espera”.
 

 

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.