Desencanto de los comerciantes ante el resultado de las rebajas

El 55% de los comerciantes textiles de Mallorca que desde la última semana de noviembre hasta el 10 de enero han participado en el actual modelo de rebajas liberalizadas han vendido menos que en la anterior campaña, mientras que un 40% sostiene que ha mantenido sus ventas y tan sólo un 5% ha experimentado una alza en su volumen de negocio.

Así lo señala una encuesta realizada por PIMECO entre el comercio de la confección, el calzado y los complementos de la isla, y en la que se destaca que los malos resultados de las rebajas rompen con las buenas expectativas que expresaron los comerciantes en diciembre.

Respecto a esto, la patronal recuerda que un 29% de los comerciantes creía que en la presente campaña de rebajas iba a superar las ventas del 2014-2015, frente a un 50% que esperaba vender lo mismo y un 21% que ya anticipaba una caída en sus ventas.

Ante estos resultados, PIMECO considera que la consolidación del Black Friday, las continuas promociones realizadas desde finales de noviembre y que este ha sido el segundo año en que los comerciantes han podido iniciar sus rebajas de invierno durante el mes de diciembre ha provocado unas rebajas “marcadas por la confusión de los comerciantes y de sus clientes y por la propia falta de interés de estos últimos”.

Según el informe de PIMECO, un 62% de los comerciantes minoristas encuestados reconoce que inició sus rebajas durante el mes de diciembre o a principios del mes de enero, mientras que el 38% afirma que esperó al 7 de enero, fecha en la que tradicionalmente comenzaba la campaña de rebajas de invierno.

A la pregunta de, si en general, las rebajas han cumplido con sus expectativas, un 14% de los comerciantes sostiene que sus previsiones se han cumplido.

Paralelamente, del 86% que han visto defraudadas sus expectativas, un 67% achaca la situación a una escasa afluencia de clientes, mientras que el 33% restante culpa a la poca disposición de compra de los mismos. Sobre esto último, PIMECO remarca que en las campañas de rebajas de invierno de años anteriores estos resultados estaban prácticamente invertidos.

En su informe la patronal concluye que “este cambio en el comportamiento del flujo de clientela puede ser un indicativo, si se confirma en años posteriores, de la pérdida de virtualidad de las campañas de rebajas en su sentido clásico y, a su vez, un cambio sustancial del comportamiento de los consumidores, los cuales efectúan sus compras en promociones de precios desde prácticamente finales de noviembre y en el que el Black Friday sería el inicio real de lo que antiguamente era el pistoletazo de salida de la campaña de rebajas.”

De cara a las próximas semanas de rebajas, un 65% de los comerciantes espera que sus ventas se matengan, un 21% confía en mejorarlas y un 14% cree que empeorarán.

PIMECO concluye su informe advirtiendo que “se está operando un cambio paulatino en el comportamiento del consumidor como consecuencia de las políticas comerciales de los grandes operadores españoles e internacionales, que incorporan desde el lado de la oferta nuevos estímulos para modular las compras de los consumidores”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.