Armengol da marcha atrás al “urbanismo a la carta” y Prohens lo califica como “chapuza”

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que a su Govern no se le cae “ningún anillo” por tener que validar un segundo decreto urbanístico para corregir el “vacío normativo” que ha admitido que tenía el primero.

En el pleno del Parlament, que ha reanudado las sesiones ordinarias, ha declarado que “no se nos cae ningún anillo porque las personas nos equivocamos”. También ha incidido en que este decreto establece “un ‘tentol’ para tener un margen de negociación y diálogo en el modelo territorial que queremos en nuestras Islas”.

Según su opinión, los aspectos de las leyes que se suspenden suponían un “urbanismo a la carta” y otorgaban “algunos privilegios”. Además, Armengol ha asegurado que la nueva normativa aporta seguridad jurídica y protege al sector primario.

Armengol, quien ha recordado que el expresidente José Ramón Bauzá rechazó un total de 27 comparecencias parlamentarias durante la pasada legislatura y ella ha aceptado comparecer la primera vez que lo ha pedido el PP, ha remarcado que gobierna “para la mayoría” y ha incidido en que el decreto sigue estimulando la mejora de las zonas turísticas maduras.

Por su parte, el Grupo Popular Parlamentario ha pedido a la presidenta del Govern que retire el decreto territorial aprobado por el Ejecutivo para que se tramite como proyecto de ley y así poder corregir la ‘chapuza’ legislativa y jurídica que planta la nueva normativa. La portavoz popular, Marga Prohens, ha explicado que el decreto “no protege un metro más de territorio y demuestra la incompetencia del Govern” por lo que ha pedido la dimisión del conseller de Territori, Energia i Mobilitat, Joan Boned.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.