Larga vida al césped de Palma

El Instituto Municipal de Deportes (IME) ha puesto en marcha un proyecto piloto para alargar la vida útil del césped artificial de los campos municipales de Son Fuster, donde juegan el CF Son Oliva y CF San Francisco, un sistema que permite un ahorro de 17.780 euros al año en mantenimiento.

Según ha informado en un comunicado la regidora de Educación y Deportes y presidenta del IME, Susanna Moll, este innovador proyecto ha sido “un éxito”. En concreto, esta iniciativa tiene un coste por campo de 20.000 euros, IVA incluido y consigue alargar la vida útil del césped durante cinco años.

La vida del césped de un campo nuevo es de diez años y supone una inversión de 217.800 euros IVA incluido. El trabajo consiste en descompactar y extraer el caucho que hay debajo del césped, de manera que, después de este proceso, se consiguen recuperar unos cuatro o cinco centímetros de césped en perfecto estado y que estaba oculto bajo este caucho compactado.

Este proyecto nace de una propuesta que Salvador Mateu, presidente del CF Son Oliva, hizo llegar al jefe de área de Mantenimiento y Obras del IME, Alberto Serna, quien después de analizarla ver el ahorro que supondría, encargó el trabajo a la empresa adjudicataria de la contrata de mantenimiento y reparación del IME.

“El IME empezará en los próximos cuatro años a renovar mediante este proceso los campos de fútbol que estén en mal estado, siempre que la disponibilidad presupuestaria lo permita”, ha anunciado la regidora.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.