Un padre y un hijo fallecen en Binissalem tras inhalar monóxido de carbono

Los cadáveres de dos varones de nacionalidad extranjera, un padre y un hijo, han sido encontrados este martes en una caseta que se encuentra cerca del cementerio de Binissalem. Al parecer han fallecido tras haber inhalado monóxido de carbono de un brasero que se encontraba en el lugar.

Según han informado fuentes de la Guardia Civil, una persona ha hallado los cuerpos y ha dado aviso a los servicios de emergencias. La hipótesis es que la muerte se haya producido a raíz de esta inhalación, si bien todavía se debe realizar la autopsia a los cadáveres.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.