Sólo el 15% de la basura de Palma se deposita en contenedores de recogida selectiva

Truyol afirma que la auditoría será de “gran utilidad para mejorar nuestra labor y tener una ciudad más limpia”

Emaya ha presentado los principales resultados de la auditoría realizada a los servicios de limpieza viaria, recogida y taller, y que “será un instrumento de gran utilidad para mejorar nuestra labor y tener una ciudad más limpia y con un mejores resultados de recogida selectiva”, según ha asegurado su presidenta, Neus Truyol.

En materia de recogida de residuos, las conclusiones de la auditoría apuntan a que Palma “está muy lejos de los objetivos marcados por la legislación actual en materia de recogida selectiva de residuos”. Actualmente se recoge de forma selectiva aproximadamente el 15%, mientras que la recogida selectiva de materia orgánica es “casi inexistentes” y las otras fracciones no alcanzan los objetivos de recogida marcados por el plan director, según señala el estudio.

Además, la auditoria indica que el 62% de los recursos de recogida se destinan a la recogida del rechazo no reciclable y que el rendimiento de la recogida de residuos es superior en el turno de noche. Además, se apunta a que el porcentaje de finalización de rutas se encuentra entre el 90-99%. Entre las principales propuestas, la auditoría se refiere a la elaboración de un plan estratégico para la mejora de la recogida selectiva y la recogida de residuos en general y de un plan de inversiones para la dotación de los recursos que requiere esta mejora del servicio.

Emaya Neus Truyol

Otro de los aspectos analizados son los puntos verdes, y se establece son “insuficientes” en Palma y que el uso que se hace por parte de la ciudadanía es del orden “de 10 veces menos que los valores de referencia”. Ante ello, las propuestas que se hacen tienen que ver con el incremento de la red de puntos verdes, con la mejora de los existentes y la instalación de puntos verdes móviles en toda la ciudad, así como potenciar su uso mediante campañas de comunicación, mejora de la información in situ, bonificaciones a los usuarios y acciones de reutilización.

En materia de limpieza viaria, la auditoría concluye que el ratio de operarios por habitante es adecuado, aunque su distribución en la ciudad es “desigual”, con mayor concentración en el centro y playa de Palma. El número de papeleras en la ciudad es el adecuado y se apunta a que el operativo de limpieza establecido “hace que algunos sitios siempre tengan barrido manual y de otros siempre mecánico”. Así, se plantea la necesidad de incrementar el uso del agua (regenerada) la limpieza de la ciudad, combinar los tratamientos a un mismo lugar, con medios mecánicos y manuales y la aportación de agua, mantener la limpieza de refuerzo en las barriadas, incrementar la retirada de hierbas y cubrir las bajas de trabajadores.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.