La Infanta Cristina se limpia las manos

La Infanta Cristina ha hecho hincapié, durante su declaración en el marco del juicio del caso Nóos, que no tiene ningún conocimiento fiscal o contable y ha explicado que era su marido, Iñaki Urdangarin, el que se “encargaba de las gestiones económicas de la familia”.

Así se ha manifestado en respuestas a las preguntas de su letrado, Pablo Molins, donde ha relatado que es licenciada en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense y que sus funciones en la Fundación la Caixa, donde es directora del área Internacional, “son diferentes e independientes de Caixa Bank”.

Además, tal y como ha declarado su marido, la Infanta ha explicado que existía un reparto de tareas con Urdangarin de manera que ambos se ocupaban de sus hijos, así como de su trabajo profesional.

“Él se encargaba de las gestiones económicas de la familia y yo intentaba coordinar la agenda de la familia, de intentar cuadrar las cosas y las de nuestros hijos, así como también las de representación institucional que tenía que atender”, ha declarado.

Según ha relatado, sobre los años 2007 y 2008 sus hijos tenían entre dos y ocho años por lo que ella, tras “desayunar en familia”, acompañaba a sus hijos al colegio, acudía a su trabajo y, en función del día o la semana, tenía que atender actividades institucionales de representación de la Casa Real, que podía suponer tener que desplazarse de país o de ciudad. En este sentido, ha apuntado que solía participar en unos 100 actos institucionales de la Casa Real.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.