La Llagostera humilla a un Real Mallorca en depresión (3-0)

El Real Mallorca camina a pasos agigantados hacia el abismo. El conjunto de Fernando Vázquez ha ofrecido esta tarde una de las imágenes más deplorables de la temporada, lo cual ya es bastante decir, y ha sido humillado por una Llagostera que arrancaba la jornada en la penúltima posición y que se ha deshecho de los isleños con extrema facilidad (3-0).

Los motivos para la preocupación son innumerables. A la falta de calidad, que ya nadie discute, se suman toda una larga lista de defectos que dan como resultado la bochornosa imagen de este domingo: falta de actitud, nula concentración, inexistente competitividad. Una penosa situación que parece no tener final, y que hace inevitable pensar en la seria posibilidad del descenso a Segunda división B.

Los goles que ha marcado la Llagostera al Mallorca reflejan a la perfección, en tres jugadas, cuál es el momento que atraviesa el conjunto bermellón, incapaz de rematar entre los tres palos contra el peor equipo de la categoría hasta los 34 minutos de partido.

Los centrales se han dormido en el primer gol, marcado a la media hora por Juanjo; el segundo gol ha llegado en los primeros minutos de la reanudación mediante un gol de Pitu desde 25 metros gracias a la carencia total de concentración de los isleños; y Juanjo ha rematado la faena cuando el Mallorca ya estaba más que desencajado.

El consejero delegado, Maheta Molango, ha asegurado al acabar el partido que no ha fallado la actitud, y que no se les puede reprochar nada a los futbolistas pese a caer 3-0 contra un equipo como la Llagostera. ‘Siento frustración porque el fútbol es cruel, y hoy lo ha sido’, ha explicado Molango ante los medios de comunicación.

Por su parte, el técnico Fernando Vázquez sí ha admitido la gravedad de los errores cometidos por los suyos en los dos primeros goles, y ha admitido que tras la derrota el Mallorca ‘se empeña en mantenerse en situación de peligro’ hasta final de temporada.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.