Cort baja la bandera de la UE en señal de rechazo a la política de refugiados

El Ayuntamiento de Palma ha mostrado este jueves su rechazo a las políticas de refugiados que está llevando a cabo la Unión Europea bajando a media asta la bandera de la UE. En este sentido, el concejal de Igualdad, Juventud y Derechos Cívicos, Aligi Molina, ha señalado que se suman al “rechazo del acuerdo de la UE con Turquía”, porque “no se entiende dentro del marco del derecho internacional””.

Además, para el concejal, se debe tener en cuenta “el artículo 14 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, donde se defiende el derecho de todas las personas a pedir asilo cuando son perseguidas”, y ha añadido que a su entender “Estas medidas van en contra de la dignidad de los pueblos y, en este sentido, como ayuntamiento tenemos algo que decir”.

Con todo, Molina ha recordado que el Ayuntamiento abrió una línea de ayuda para los refugiados, a la que se han sumado 600 personas “que esperan en la UE y al Estado para poner a su alcance los recursos que han aportado” y ha destacado que su área ha abierto una línea de subvenciones para proyectos de educación para el desarrollo, la sensibilización y el fomento de los derechos humanos, las relaciones norte-sur y la diversidad cultural dotada con 62.000 euros.

Por último, cabe recordar que, el miércoles, consistorios como el de Son Servera bajará a media asta la bandera de la Unión Europea en rechazo a las políticas de refugiados, y que sindicatos, partidos políticos y entidades sociales se reunieran en la sede de CCOO para manifestar su desacuerdo con el preacuerdo UE-Turquía sobre las políticas de refugiados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.