La Policía irrumpe en el tardeo para controlar el civismo de sus clientes

Efectivos de la Policía Nacional se desplazaron ayer sábado a la zona de Santa Catalina para llevara a cabo diversos controles en algunos de los locales de copas que desde hace algunos meses han revolucionado el concepto de salir de marcha en Palma.

Miembros del Cuerpo se dieron una vuelta por el ‘tardeo’, comprobando si los bares y discotecas disponían de toda la documentación en regla, y asegurándose de que los responsables de esos negocios tuvieran controlada a su clientela de puertas para afuera.

La actuación ha venido en parte motivada por las enormes colas que durante las últimas semanas se producen para el acceso a una sala de fiestas ubicada en Es Jonquet; colas que llegan hasta la calle San Magín, que se ha convertido en el epicentro de la fiesta palmesana, aunque en horas muy poco habituales hasta hace apenas unos meses: entre las cuatro de la tarde y las once de la noche.

Una operación similar ya fue llevada a cabo durante las pasadas fiestas de Navidad en los bares de copas del Paseo Marítimo, y ahora le ha tocado el turno al ‘tardeo’, que todos los sábados reúne a cientos de jóvenes y no tan jóvenes.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.