Una temporada (casi) en 90 minutos

Ya no queda margen de error. El Real Mallorca deberá conseguir esta tarde ante el Almería una victoria que le permita coger aire antes de afrontar la recta final de la temporada. El duelo, que en agosto se preveía entre dos de los grandes de la categoría, es una final por todo lo bajo, tras un campeonato penoso tanto de los isleños como de los andaluces. Una derrota en el Estadio Juegos del Mediterráneo dejaría a los de Fernando Vázquez contra las cuerdas, algo de lo que dicen ser conscientes los futbolistas pero que ahora deberán demostrarlo sobre el terreno de juego.

En la lista de convocados por el técnico bermellón no se encuentran los lesionados David Costas y Álex Vallejo, así como con el guardameta Timon Wellenreuther, que está concentrado con la selección alemana sub21. Tampoco ha viajado hasta Almería Óscar Díaz, en este caso por decisión técnica. Aunque el futbolista estaba ya recuperado de su lesión, el entrenador gallego del Mallorca ha optado por darle todavía una semana más de descanso antes de reincorporarlo al grupo. La presencia en el ataque de Ortuño es el principal aliciente que puede encontrar el aficionado para confiar en el triunfo. En los últimos partidos ha sido el ex del Zaragoza el único que ha aportado algo diferente, incluido el gol que valió el empate el pasado sábado frente al Mirandés.

La jornada arrancó este sábado con la victoria del Bilbao Athletic en el campo del Huesca. Un resultado que en apariencia debe favorecer los intereses del Real Mallorca. Además, la Ponferradina cayó con rotundidad (3-0) ante el Real Oviedo. Aún así, volver de vacío de tierras andaluzas dejaría a los bermellones contra las cuerdas en un momento crucial de la temporada. La ‘final’ del Juegos del Mediterráneo arrancará a las cinco de la tarde.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.