Cuatro detenidos por presunta explotación laboral en una empresa de transportes

La Policía Nacional ha detenido a 4 personas, una de ellas un propietario y director general de una conocida empresa de transportes de esta Isla, y tres personas más, encargadas de los diferentes departamentos de la empresa. Dicha empresa se dedica al transporte público de personas turistas y transporte de menores para colegios.

La investigación se inició a raíz de la declaración de varios trabajadores ante la Unidad Central de Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF), los cuales manifestaban trabajar bajo circunstancias de trabajo que coartaban y limitaban sus derechos como trabajadores, aceptando tales circunstancias por temor a represalias, llegando incluso en determinados casos al despido.

En sus manifestaciones los trabajadores relataban contratación por número de horas reflejadas en los contratos muy inferior a las realmente trabajadas, contratación con categorías o puestos asignados distintos a los realizados por los trabajadores de la empresa, que no se respetaban los descansos obligatorios en horas de conducción continuada reguladas en la Ley de Tráfico, llegando incluso a suprimirse los días libres por necesidades del servicio.

Todos los denunciantes coinciden en su manifestaciones de que existe manipulación en los tacógrafos bajo las directrices de los representantes de la empresa, los cuales en caso de superar el número de horas legalmente establecidas de conducción continuada deben cambiarlos llevando un doble juegos de discos y tacógrafos, para que en caso de inspección policial no se detecte el número real de horas de conducción.

Además en dicha empresa se estarían cometiendo una serie de irregularidades en cuanto a la utilización de vehículos en mal estado que no cumplirían la normativa reglamentaria en cuanto a las medidas de seguridad, circulando muchos de ellos y dedicándose al transporte de personas y menores de edad, con el riesgo que eso conlleva para todos los usuarios.

El Grupo de la UCRIF de la Policía Nacional comprobando que muchas de esas irregularidades eran ciertas. Incluso se comprobó que a quejas por escrito de los trabajadores en relación a deficiencias en los vehículos se contestaba por la dirección con insultos a los empleados.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.