La última Misa de Salinas

150 presbíteros y centenares de religiosos y laicos han acompañado este sábado al hasta ahora obispo de Mallorca, monseñor Javier Salinas, en su misa de despedida de la Diócesis mallorquina en la Catedral.

Según recoge el Obispado en un comunicado, en su homilía Salinas ha destacado que esta misa “marca un punto en el camino de mi historia y de la vuestra”.

El que ya es obispo auxiliar de Valencia ha agradecido a la Diócesis la “solidaridad y espíritu misionero”.

Acto seguido, en el Palacio Episcopal Sebastià Taltavull ha leído el nombramiento emitido por el Papa Francisco como administrador apostólico de la Diócesis de Mallorca ante el Colegio de Consultores.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.