Silencio por el último caso de violencia machista en Baleares

Ada Graciela Benítez, de 34 años, fue apuñalada presuntamente por su ex pareja el pasado sábado. El presunto asesino se habría suicidado tras acabar con la vida de la joven paraguaya

El Govern, el Consell de Mallorca y algunos ayuntamientos se han sumado este mediodía al minuto de silencio convocado como muestra de apoyo y solidaridad con la familia de la última víctima de la violencia de género en Baleares, Ada Graciela Benítez, de 34 años.

La joven de origen uruguayo habría muerto a causa de las puñaladas que presuntamente le asestó su expareja, un joven de 26 años con quien la mujer había roto recientemente, y quien presuntamente se habría suicidado después de acabar con la vida de la mujer.

Actualmente, la comunidad de paraguayos de Ibiza ha iniciado por su cuenta una recaudación para repatriar el cuerpo, ya que la víctima tenía una hija de siete años, que se encuentra viviendo en Paraguay, según ha confirmado su entorno al periódico de Ibiza.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.