Las feministas que entraron en Sant Miquel alegan no saber que había misa

El juicio a los proabortistas que, el 9 de febrero de 2014, irrumpían en la iglesia de Sant Miquel al grito de “fuera rosarios de nuestros ovarios, aborto libre y gratuito” ha comenzado este jueves en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares.

Un proceso en el que los encausados únicamente han contestado a las preguntas de su abogado, Josep de Luis, a quien han asegurado que no sabían que se estaba celebrando ningún acto religioso en el edificio y que “en ningún caso” querían lesionar el derecho a la libertad de culto de ninguno de los allí presentes.

Además, han asegurado que desconocían que este tipo de protestas estuvieran prohibidas por el ordenamiento jurídico. “No lo supe hasta que me detuvieron”, ha aseverado uno de los acusados, Joan F., en línea de lo manifestado por sus compañeros.

Asimismo, los acusados, quienes se enfrentan a peticiones de entre un año y medio de cárcel -por parte de la Fiscalía– y cuatro -por parte del Obispado-, han querido contextualizar la protesta, que se produjo cuando estaba a punto de ser aprobada la reforma de la Ley del Aborto, y “en todo el país se estaban haciendo reivindicaciones”.

IMAGEN: YOUTUBE

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.