El PP de Calvià exige medidas contra la prostitución callejera

Los populares muestran su disconformidad ante la “despenalización” de la prostitución en la nueva Ordenanza Municipal de Convivencia ya que consideran que ello supondrá un efecto llamada

El Partido Popular mostró ayer su disconformidad a la exclusión de la regulación de en la ordenanza de convivencia de aquellas normas que directa o indirectamente hacen referencia a la práctica de la prostitución.

Los populares pusieron de manifiesto que durante este último verano, la inactividad del equipo de gobierno socialista ha agravado este problema en las zonas de ocio de Magaluf y Santa Ponça. Son numerosas las quejas de comerciantes y vecinos sobre los incidentes que se producen cada noche.

Lejos de intensificar esfuerzos en cambiar esta tendencia en nuestras calles, el gobierno socialista ha renunciado a la sanción de estas actividades aludiendo a la dificultad del proceso administrativo que determinaba una sentencia en 2008. Para los populares esto sólo es una excusa que oculta su incapacidad para solucionar el problema de la prostitución en nuestras calles. Su nuevo modelo de organización policial tampoco ayuda a priorizar estos temas ya que su sistema está mas basado en la recaudación que en la seguridad ciudadana.

Durante pasadas legislaturas, el Ajuntament de Calvià fue pionero, jurídica y administrativamente, en la lucha contra este tipo de violencia en la vía pública por parte de grupos de mujeres, que bajo el paraguas de la prostitución agreden a los turistas. De hecho, fue durante los mandatos populares cuando por primera vez se recogió en una Ordenanza Municipal una regulación que otorgaba herramientas a la policía Local para frenar la proliferación de esta actividad en las calles de nuestro municipio.

Para los populares, el actual equipo de gobierno socialista no ha mostrado nunca una firme voluntad de luchar contra este problema que afecta a la calidad del turismo en Calvià, y ahora dan otro paso atrás, liberalizando el ejercicio de la prostitución en las calles del municipio.

Durante este verano y el anterior el equipo de gobierno no ha actuado sobre este problema con la consecuencia de que ha aumentado el número de incidentes relacionados con este colectivo. En este sentido, la “despenalización” en esta nueva ordenanza solo provocará un efecto llamada, ya que hoy por hoy, el consistorio ya no sancionará estas actividades en la vía pública.

Por todo ello, el PP de Calvià mostró su disconformidad y votó en contra de esta nueva ordenanza, no sin hacer un llamamiento al equipo de gobierno para que focalice esfuerzos en erradicar este grave problema de las calles del municipio, ya que en opinión de los populares no tiene sentido promover campañas de publicidad para vender Calvià como un destino turístico de calidad si no se garantiza la seguridad para quienes nos visitan.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.